Las llamamos mantas pero ¡lo son todo! Tan bonitas como multifuncionales, las puedes utilizar para arropar, como colchoneta cuando vais a tomar un café a la esquina, para proteger tu coche durante el viaje y hacerlo más placentero para tu amigo de cuatro patas. Realmente insustituibles.